Asado de costilla de cerdo

Sin duda alguna, la tira de Costilla de cerdo es otro manjar que se puede degustar en una tradicional parrillada Argentina. Es un clásico lleno de sabor para incorporar en una cena especial para algún evento o para las fiestas de fin de año, por ejemplo. Es una excelente elección que a la mayoría le va a gustar, puede ir acompañado de una variada ensalada, unas papas a la crema o bien con ensalada rusa, entre otras opciones.

A continuación veremos una receta y consejos útiles para preparar en casa un sabroso Asado de costilla de cerdo, los ingredientes básicos y el paso a paso de toda su elaboración:

Ingredientes

  • 5 tiras de Costillas de cerdo
  • Sal a gusto
  • Pimienta negra molida a gusto
  • Zumo de 1 limón

Preparación

  • Ante todo, la parrilla debe estar completamente limpia y tener suficiente brasas prendidas para el momento en que vamos a colocar la carne en la parrilla.
  • Luego en una superficie plana pnemos las 5 tiras de costillas de cerdo y comenzamos a condimentarlo con sal y pimienta negra molida por todos lados.
  • Seguidamente las echamos a la parrilla pero del lado del fuego la parte del hueso y a fuego medio, lo vamos a dejar que se cocine hasta que la parte superior comience a soltar sangre y la parte de las costillas comience a dorarse.
  • Cuando notemos que del lado del hueso ya tomo color, lo damos vuelta con la ayuda de las pinzas y se completara la cocción a fuego medio cuando observemos que los huesos se separan de la carne o bien hasta el punto de cocción que más nos guste.
  • Cuando finalice la cocción , las retiramos del fuego y las acomodamos en una tabla de madera para condimentar las costillas con sal a gusto y jugo de limón.
  • ¡Finalmente listas para servir y degustar!

Trucos y Consejos

El objetivo de un buen parrillero es cocinar las piezas de carne con excelentes resultados, es decir la clave es obtener una carne jugosa, tierna y muy sabrosa. A continuación algunos trucos:

  • El costillar entero, es fundamental conservar la pieza entera al llevarla a la parrilla porque de eso depende que los resultados sean los mejores. La carne queda jugosa y muy rica, cuando se cocina a las brasas entera y no cortada las costillas.
  • La parrilla, debe estar a temperatura caliente desde el mismo principio. Entonces cuando llega la carne a la parrilla ya va tomando el calor deseado y que beneficia a la pieza de carne, porque al tomar contacto con el calor se forma de inmediato una capa protectora permitiendo que los jugos permanezcan en el interior de la carne y no desperdiciándose hacia el exterior.
  • Otro truco es el braseado, es una técnica donde se trata de conservar el ambiente húmedo alrededor de la pieza de carne. Cuando el costillar está en la parrilla se puede bañar con algún caldo o vino o ambos, esto logra  potenciar su sabor. El caldo humedece bien la carne y el vino ayuda a mantener los jugos, por lo cual se combinan los jugos y aumenta el sabor de la misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *